7.1.07

LO QUE NOS DEJÓ EL 2006

En primer lugar me gustaría desearles a ustedes un feliz año, pese a que siempre he considerado que no hay motivo alguno para celebrar el cambio de dígito ya que mismamente se podría haber decidido que el año comenzase en otra fecha. Particularidades al margen, durante estas dos semanas he podido disfrutar de unas vacaciones que no suelo aprovechar en verano, de igual modo que he leído algún libro interesante de economía y que me he mantenido informado sobre la actualidad política dentro de lo posible. A partir de hoy volveré a actualizar este sitio como hasta la fecha viene siendo habitual, es decir, a final de semana en función de las obligaciones que deba atender. Asimismo intentaré ponerme al día en los próximos días y comentar los artículos escritos en los blogs en los que habitualmente participo.

Y una vez dicho lo anterior pasaré a comentarles mi opinión sobre algunos acontecimientos acaecidos en el año que recientemente ha terminado. Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, he de comenzar por el reciente atentado de la banda terrorista ETA que no ha hecho sino confirmar lo que muchos ya nos temíamos y que algunos se negaban a creer: desgraciadamente los terroristas han vuelto a matar y a sembrar el pánico en España, esta vez en Madrid, poniendo así fin a la llamada tregua o alto el fuego permanente. El mal llamado proceso de paz de Zapatero resultó ser una trampa de la que ETA se aprovechó para obtener concesiones mientras intentaba engañar a muchos haciéndoles ver que a cambio de las mismas irían dejando la violencia. Pero los terroristas no dejarán las armas hasta que no se les conceda la independencia del País Vasco, la anexión de Navarra y la liberación de los presos. Como eso no se lo puede dar ni siquiera Rodríguez ZP, toda concesión que se haga no hará sino fortalecerles a ellos y debilitar el Estado de derecho. Lo mejor que podía hacer el señor presidente es dejar el cargo y hacernos un favor a todos los españoles, independientemente de la ideología que tengan.

En otro orden de cosas, y como ya viene siendo habitual en todos los años pares, la selección española de fútbol volvió a hacer el ridículo por el mundo, esta vez en Alemania. Tras un sorprendente primer partido, el juego de la selección fue de mal en peor hasta que nos topamos con Francia y la impotencia fue una vez más absoluta y esperada. Lo que convendría plantearse es si nuestra falta de oficio se debe meramente a aspectos futbolísticos o si en fondo se esconde un sentimiento de inferioridad y un escaso sentimiento nacional que se manifiesta en el deporte más seguido de este país. Porque sólo así se explicaría el éxito que a menudo se obtiene en baloncesto, balonmano, waterpolo y otros deportes individuales como tenis o automovilismo.

Otro asunto que nos dejó el año anterior fue la ley antitabaco, a la cual yo me opongo pese a no haber fumado nunca. Una cosa es prohibir fumar en los edificios públicos como forma de garantizar un mínimo respeto a quienes no fumamos, y otra cosa bien distinta es regular establecimientos privados como son los bares a los que las personas acuden libremente siempre y cuando los servicios ofrecidos satisfagan los demandados, como sucede en el libre mercado. Me pregunto si llegará un día en que nuestros dirigentes socialdemócratas respeten la libertad individual que se manifiesta a modo de contratos. Pero no acaba ahí el ataque al liberalismo ya que días más tarde los defensores de las “sensibilidades” se posicionaron al lado de los radicales y se opusieron a la libre publicación de las ya famosas viñetas; Occidente, con algún que otro politicastro a la cabeza, retrocedía otro paso frente a las teocracias.

Entretanto los amigos populistas de Zapatero se iban haciendo con el poder en Sudamérica en lo que algunos han llamado “el giro a la izquierda” Por fin nuestro lamentable presidente y su homólogo turco encontraron unos buenos compañeros de viaje para criticar el imperialismo estadounidense y el neoliberalismo salvaje que según ellos oprime a los pueblos del mundo, los mismos que al parecer van a salir de la pobreza a base de buenas dosis de nacionalizaciones, intervensionismo, restricción de las libertades individuales y Alianza de Civilizaciones. O eso creen ellos y los autodenominados intelectuales y artistas que son los encargados de difundir tan descabellado proyecto que mezcla populismo, socialismo e islamismo. Ya lo intuía Hayek, quien en la pirámide de las ideologías colocaba en la cúspide el liberalismo, y en la base, aunque alejadas unas de otras, las demás ideologías antiliberales y colectivistas, con la peculiaridad de que de unas ideologías a otras se podía pasar horizontal pero no verticalmente. Apuntado queda.

A nivel nacional, al margen del macabro regreso de ETA, seguimos preguntándonos qué fue lo que sucedió con el 11-M. Yo no soy quién para decir que la llamada “teoría de la conspiración” es cierta, ya que no soy ni policía ni politicucho para disponer de datos al respecto, pero lo que me parece muy extraño es que se nieguen a investigar todas las vías posible. Si para algunos dicha teoría es un absurdo y su refutación dejaría en evidencia a parte de la derecha española, ¿Por qué entonces se niegan a investigarla? También hay que destacar la marcha de Bono, que confirma que el Partido Socialista ha decidido abandonar el ya criticable camino de la socialdemocracia decente para derivar en la todavía peor progresía más sectaria y cuestionable que pacta allí donde se preste la oportunidad con nacionalistas excluyentes, dando lugar a estatuts intervencionistas. Y el que se oponga es un facha, término que ahora se emplea par definir a todo aquél que se opone al juego, ya se trate de liberales, de conservadores o de partidos como Ciudadanos de Cataluña, que a pesar de ser un partido de “centro-izquierda” parece seguir un camino más digno.

Seguramente olvido muchas cosas, pero no es mi intención aburrirles con acontecimientos sobre los que muy acertadamente ya escribieron ustedes en su día. Por lo tanto, y como ya les dije anteriormente, sólo me queda desearles un feliz año, y desear que en el 2007 se avance en la consecución de los fines del liberalismo.

5 Comments:

At 7/1/07 7:33 p. m., Blogger Marta said...

Celebro su vuelta, ya le íbamos echando un poco de menos: los nubarrones sepultaban la tenebrosa esfera, que combinaba grises con ikurriñas bravuconas y púrpuras extraños, y los pajarillos no cantaban porque el frío -o Rubalcaba más bien- les tenía atemorizados. Y cual pajarillo espantado vuela lejos nuestra libertad.

Ya sabe, amigo victrix, que yo tampoco soy muy dada a celebrar malabares numéricos, porque bastante tengo ya con los de la carrera, como para brindar la causa gregoriana de los calendarios. Fuera de manías personales -¿ve como yo también tengo muchas?- feliz 2007 también para usted, y enhorabuena una vez más por su logrado resumen de un año engarabintintagulado como la vida misma. O como el socialismo mismo, que a este paso, y viendo como amanecen las circunstancias esta año, no va a diverger mucho de la vida de todos y cada uno de los eZPanoles. Respuestos de advenimientos, reposados -engordados un poco- y leídos, con copa de Burbujas incluída, por si sale el sol mañana y abrimos los ojos de una vez -o las orejas, las de algunos muy pero que muy taponadas-, mis mejores deseos para todos...

Un saludo meseteño.

 
At 7/1/07 7:34 p. m., Blogger Samuel said...

Feliz año nuevo, amigo Victrix, celebro mucho verle por aquí otra vez. Como bien nos ha pincelado, hemos tenido un año ajetreado en la actualidad política, el tercero hará este próximo 14-M, y todo bajo el cariz decadente de un Rodríguez cabizbajo y presuntuoso. Después del atentado, hablando sobre su proyecto de paz, manifestaba un aspecto lamentable, demostrando que no dice todo lo que hace y su rostro revela mucho más de lo que él cree.

Podríamos pensar que es humilde, pero reconocer la derrota delante de sus adversarios políticos es suicidarse electoralmente. O eso piensa él. Yo aplaudiría ver un político sincero, sin disciplinas de partido ni orgullo moral, que le permita hablar, pero hablar en serio, con la oposición, y no sólo para hacerse la foto. Si alguno hincara la rodilla en actitud reverente, ante la sorpresa de todos los votantes, ganaría en prestigio lo que no puede ganar en poder y privilegios democráticos.

Como bien ha señalado, este gobierno ha dejado huella en este año 2006, consagrando su sectarismo con las medidas políticas que tan bien usted ha resumido. Un detalle que ha hecho muy bien en destacar ha sido esa presunta retirada de Bono, que por lo visto, con talante de buen andaluz, ha preferido salir del barco ahora que estaba tiempo y no hundirse con él. Sería una alternativa para la futura presidencia del Partido Socialista; una cierta dosis de españolismo no les vendría mal. Todo se verá.

Mi padre tiene una teoría con respecto al fútbol, y se fundamenta en el hecho de que, llegado Zapatero al poder, el Barça resurgió de entre las cenizas vangaalistas y comenzó a ganar, a diferencia del R. Madrid, que comenzó entonces su declive. No sabe si es sólo un reflejo de la política, o un misterio encriptado en las clasificaciones futbolísticas. Lo de la selección es algo que no me había fijado, pero es una buena idea, que refuerza esa teoría, algo disparatada, quizás.

Por lo demás, no dudo que el 2007 nos traerá otro año ajetreado, y a juzgar por la inestabilidad ambiente, creo que la política zapateril no dará un giro sino que medrará en su propia infamia, intentando enmendar el error y demonizar a la oposición, despertando entre sus simpatizantes los sentimientos guerracivilistas para que les resuelvan la papeleta, la del voto, claro, que es lo que les da de comer como el aplauso a los saltimbanquis del circo.

Un cordial saludo.

 
At 7/1/07 8:59 p. m., Blogger El Cerrajero said...

Feliz 2007, a pesar de todo.

Para estar prohibido fumar resulta llamativo que Rodríguez el Traidor --ante ETA-- se esté fumando un puro.

 
At 8/1/07 1:53 p. m., Blogger Nicholas Van Orton said...

También le deseo un feliz 2007. Algunos dicen que es el año Bond, por lo del 007. Aunque yo supongo que obedece a otro motivo: será tan agitado como revuelto.
Saludos.

 
At 9/1/07 10:16 p. m., Blogger El Espantapájaros said...

Feliz 2007, Victrix, y esperemos que mejore 2006, lo cual, francamente, no puede ser muy difícil(ambos hemos hecho resúmenes del año y, desde luego, coincidimos en que ha sido, cuando menos, terrible); aunque en el terreno político español, con Zapatero aún en el poder, sólo puedo ser agorero. Todo parece indicar que el enroque de Zapatero en su política frente a ETA nos traerá más funestas consecuencias, porque ni veo al Gobierno ni a sus "socios" con intención de rectificar ni al PP con fuerza para plantarse de verdad. Es lastimoso.

Dejando de lado el mal augurio y otros recuerdos de 2006 que podrían estar sacados de un mal sueño (aquí el panorama exterior se lleva la palma de oro), ojalá, ya que lo menciona, nos deje pronto por aquí nuevos artículos económicos, porque siempre me han resultado de lo más instructivos e interesantes.

Un cordial saludo

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home