22.7.06

MONTESQUIEU: LO QUE REALMENTE DIJO


Siempre se ha considerado a Montesquieu como el inventor de la teoría de la separación de poderes tal y como la conocemos en la actualidad, y a juzgar por lo que se nos enseña en los institutos esto debería ser cierto. Pero nuestro sistema educativo tiene tan poco rigor como pueda tener la sabiduría popular. Montesquieu inventó la separación de poderes pero no como la conocemos actualmente sino adaptada a la época en que vivió y a su condición de noble. Le tocó vivir tanto durante el reinado de Luis XIV, quien centraba todos los poderes del Estado en su persona, como durante el reinado de Luis XV, cuya época se caracterizó por una constante lucha de poder entre el rey y la nobleza, que controlaba unos Parlamentos que tenían un carácter diferente a los actuales. Se trataban de tribunales integrados por gente de baja nobleza (sobre todo barones) y que tenían como cometido dar el visto bueno a las decisiones reales y a las leyes.

Así que Montesquieu, como barón que era, defendía principalmente los intereses de la baja nobleza y siempre defendió la idea de que la monarquía debía ser controlada por los parlamentos para evitar los excesos reales frente a la nobleza. Sin ir más lejos el propio Montesquieu era partidario de que la potestad legislativa no se encomendase a una única Cámara sino a dos, una de nobles y una popular de manera que la nobleza pudiese preservar su poder sobre el pueblo. Incluso defendía que la intervención en la legislación de éstas dos Cámaras debería ser proporcional a su peso en los poderes del Estado. Montesquieu era consciente de que si el poder legislativo estaba únicamente concentrado en una Cámara popular, los privilegios de la Baja nobleza desaparecerían.

Por otra parte decía que la potestad ejecutiva debía ser ejercida por el rey y ser lo suficientemente fuerte como para contener los excesos del poder legislativo. Y por su parte el poder judicial debía ser independiente, pero nuevamente diferenciando entre nobleza y pueblo y siendo más relevante el poder que tiene el poder judicial de los nobles que el popular. Pueden comprobar todo esto en “El espíritu de las leyes” y en “Las cartas persas” Sí, Montesquieu ideó la separación de poderes, pero no tal y como la conocemos actualmente, como se nos ha dicho en innumerables ocasiones, sino adaptada a los intereses de la Baja nobleza. El sistema actual es hereditario de sus ideas pero no fue ideado por él tal cual lo conocemos ahora. Se trata de una evolución y de una adaptación de sus ideas.

Al fin y al cabo Charles Louis de Secondat no dejaba de ser un ser humano; es decir, siempre buscamos nuestro propio beneficio aunque a veces, en ese proceso, también estemos defendiendo el beneficio común, pero siendo el primero nuestro principal objetivo. De hecho actualmente la separación de poderes se está viendo deteriorada debido a la politización del poder judicial. Se podría decir que en la actualidad el sistema estadounidense es aquel en que la separación de poderes es más evidente.


7 Comments:

At 22/7/06 2:43 p. m., Blogger VICTRIX said...

Vacaciones: Es evidente que nos encontramos en época estival ya que muchos de los blogs están parados debido a que sus propietarios están disfrutando de unas vacaciones seguramente merecidas. Sepan ustedes que éste blog seguirá activo durante todo el verano ya que no me voy de vacaciones.

 
At 22/7/06 4:01 p. m., Blogger Marta said...

Me alegro de ello, victrix. Aquí estaré leyéndole, porque seguramente yo tampoco me ausente más que un par de días. En cuanto a Montesquie: ¿sería apropiado introducir la figura de Alfonso Guerra en el debate?
Un saludo veraniego.

 
At 22/7/06 5:46 p. m., Blogger El Espantapájaros said...

Montesquieu, ¿dónde queda esa separación de poderes, aquí en España? No sé cuál, si el poder legislativo o el ejecutivo, controla a los otros dos, pero así lo hace. La separación de poderes es más aparente que real.

Es interesante otra de las ideas principales de este artículo. Muchos grandes pensadores de la talla de Montesquieu, que nos han sido presentados siempre de un modo simplón y manido (los buenos), o bien barrían para casa o bien tenían algunas ideas que hoy nos parecerían poco menos que escandalosas (a algunos más que a otros). Y esto de Platón y Aristóteles hasta Marx. La Historia es un campo muy maleable, y más cuando no hay nadie dispuesto a descubrir la verdad.

Un saludo

 
At 22/7/06 10:15 p. m., Blogger VICTRIX said...

Yo también me alegro, Marta. Y no por egoísmo, o porque desee que usted no tenga vacaciones, por supuesto, sino porque, dado que cree que no las tendrá, al menos podré disfrutar de sus comentarios y leer sus artículos. Si me permite la comento que quizás yo también me ausente, pero llegado el caso no sería más que un día para visitar con mis amigos alguna ciudad cercana. Pero lo que tradicionalmente se conoce por “vacaciones” no tendré, pues considero mi obligación aprobar curso por año y por ahora es más prioritario en mi opinión mi formación que quince días de sol y playa.

En cuanto a Alfonso Guerra supongo que usted se refiere a su famosa frase “Montesquieu ha muerto” Al parecer la formuló refiriéndose a la reforma que en su día llevó a cabo el PSOE de la LOPJ y que abría una puerta al gobierno para poder controlar a la justicia. Al margen de esa reforma, de la investigación judicial del 11-M (...) y de las intentonas de Garzón de entrar en el gobierno con González, el Gobierno tiene entre sus competencias en materia judicial las de proponer dos miembros del TC o nombrar al Fiscal General del Estado.

Dudo que se estuviese refiriendo a la diferencia entre parlamentarismo y presidencialismo. Como comenta el espantapájaros, el parlamentarismo permite una cierta colaboración y control mutuo entre poder legislativo y ejecutivo. De ésta manera el gobierno puede emitir proyectos de ley y el presidente está capacitado para disolver las Cámaras. Y por su parte el legislativo puede presentar una moción de censura contra el presidente del gobierno y obligarle a presentar su dimisión ante el rey. En cambio el presidencialismo, cuyo más claro representante es EEUU, implica una división absoluta de poderes, no siendo posibles de este modo las mociones de censura o la disolución de las Cámaras por parte del presidente. Juzguen ustedes mismos qué sistema es mejor.

Y para concluir es evidente que cada persona suele buscar sus propios intereses, como ya comento, y a veces, en ese proceso, es posible que se esté buscando el beneficio común, pero esto no suele ser prioridad de nadie. Negarlo no sería lógico. Cierto es también que hay pensadores que la gente suele idolatrar sólo porque ha oído que eran famosos. Pero seguramente muchas de sus teorías, quizás por estar sometidas a la cultura de la época, nos parecerían inadmisibles actualmente. Por ejemplo creo que en Roma era perfectamente legal la esclavitud e incluso estaba protegida.

Un saludo a ambos.

 
At 23/7/06 5:23 p. m., Blogger El Cerrajero said...

Vacaciones, lo que se dice vacaciones a todo plan, sólo las tienen los sociali$tas con dinero público.

 
At 10/1/10 6:21 a. m., Anonymous Anónimo said...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

 
At 24/4/11 8:44 p. m., Anonymous Anónimo said...

solo qrua seber partidiario de que

 

Publicar un comentario

<< Home